Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Impulso escriba una noticia?

Urnas en Galicia: Es "natural" que haya ricos muy ricos y pobres que son muy pobres porque así les corresponde

16/10/2012 19:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

A sólo cinco días del 21-O, la mayoría de las encuestas difundidas por los medios de información apuntan que los electores gallegos que ya han decidido ir a votar revalidarán la mayoría del Partido Popular (PP). Seamos realistas: La percepción de que el PP tiene prácticamente ganada la batalla electoral es norma en todos los comicios gallegos . Sin embargo, rara vez se analiza con cierto detalle esta circunstancia. Ciertamente, la actitud pro PP de la mayoría de los electores es similar en otras comunidades, casos de la castellano-leonesa, la murciana o la valenciana. Sin embargo, la actividad política, la sociedad y por encima de todo el poder socio-económico de Galicia tienen rasgos radicalmente singulares . Me atrevo a decir que únicos en el mosaico de las Españas. Y resalto lo del poder socio-económico porque el estudio de la clase dirigente gallega es, a mi parecer, la clave de bóveda para entender porque ¡todas! las convocatorias electorales gallegas acaban reduciendo el debate a una exposición de medias verdades y de mentiras rotundas y, lo más importante, se polarizan entre quienes aspiran a seguir ostentando el poder político y quienes intentan romper el histórico dominio que el conservadurismo ejerce en Galicia desde tiempos inmemoriales. Casi todo lo demás es relegado a la categoría de asunto teórico que sólo interesa a unos pocos ... ¡Que hábiles son la derecha gallega y sus propagandistas ! Los conservadores gallegos de finales del siglo XX y principios del XXI han sabido asimilar y adecuar la cultura de la élite socio-económica del franquismo y del siglo XIX con excepcional acierto, hasta el extremo de que Galicia es la comunidad donde el poder socio-económico de siempre mejor ha revalorizado los sentimientos, las creencias y la resignación de las gentes. image Reproducción de la portada del número

de Hermano lobo de fecha 25 de diciembre

de 1972, tres años antes de la muerte

de Francisco Franco. La "conveniencia"

del apoliticismo y la "felicidad" que reporta

la ignorancia siguen dando sus frutos... Nada es casual Resumiendo, es obligado recordar que la ideología del "madrecita, ¡que me quede como estoy!" fue la que en Galicia impidió el triunfo de las ideas que aportaban las burguesías urbanas, la misma que ha frustrado una y otra vez la modernización de las estructuras productivas, máxime en el rural. Es la ideología que en el conjunto de España derrotó el paso adelante de los liberales clásicos del XIX, y la misma que en 1936 dio un golpe de Estado para destruir la ilustración republicana. Resumiendo también: Las tesis de los conservadores del XIX siguen en gran medida vigentes; prueba de ello, por ejemplo, es que en España todavía hoy la tolerancia no sea un valor indiscutible. En paralelo, en España --máxime en Galicia-- la mayoría de la población considera natural que haya ricos muy ricos a la vez que pobres que lo son porque es lo que les corresponde . En las librerías y en la web hay aportaciones, también de analistas e historiadores conservadores , que ayudan a entender porque las confrontaciones electorales gallegas están polarizadas entre los herederos de la clase dominante de siempre y los que, formando parte de distintas familias, intentan destruir el religioso respeto a los que mandan, a los que saben y, en definitiva, a los que me permiten vivir sin pensar en cosas que prefiero no comprender porque me impiden ser vergonzosamente feliz ... No nos engañemos , amable lector o lectora, la derecha de antes no dominaba Galicia ni la de ahora gana las elecciones porque hayan desarrollado proyectos de futuro; tampoco han triunfado porque prometan duros a cuatro pesetas, ni siquiera han vencido porque la izquierda acostumbre a enzarzarse o a dejarse enzarzar en luchas intestinas. Esos y otros factores influyen, ¡claro que sí!, pero usted y yo sabemos que tan luengo poder se debe a que el conservadurismo de la sociedad gallega tiene raíces profundas. Y ahí, justo ahí, es donde yerra (erramos) los que desde posiciones de izquierda o de derecha liberal [me refiero a los liberales de verdad, no a las esperanzas aguirres] insisten (insistimos) en mirar hacia delante. ¡Cuánto miedo hay en Galicia ! Pero no se trata de un miedo físico, ¡es peor! Es un miedo mental que está estrechamente vinculado a la fe en lo que no se sabe y no se quiere saber... ¡Bendita sea la fe!, sí señor, pues tranquiliza, destruye dudas y cura angustias , y cuando no hay fe o esta renquea la derecha echa mano de la sensiblería, que para eso ha sido convenientemente promocionada la bondad de chorar , versión gallega del lamento tranquilizador que conduce a ningures . Y el próximo domingo, elecciones: Otra mañana con la bondad quebrada y la malicia sana.

DOS NOTAS.

1. Que nadie se engañe: objetivamente, no votar favorece a los conservadores, y no votar argumentando rechazo al poder o a la derecha es comparable a mirar para otro lado cuando algo no me gusta...

2. La política incluye errores, enredos, pugnas´y todos los etcéteras "negativos" que usted o yo queramos imaginar y añadir... En cambio, el apoliticismo es más claro, pues siempre conlleva culto a la ignorancia y explotación desmedida.


Sobre esta noticia

Autor:
Impulso (646 noticias)
Fuente:
im-pulso.blogspot.com
Visitas:
5217
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.