Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Juan Padron Sabina escriba una noticia?

Vacaciones zapateriles

24/07/2009 07:51 2 Comentarios Lectura: ( palabras)

Cuando Zapatero llegó al poder en marzo del 2004, aseguró por activa, por pasiva y por pluscuamperfecta, que el poder no le iba a cambiar. Vale, pues muy bien; pero llegó aquel primer agosto al frente de España, y se fue de vacaciones gratis total.

Europa  Press

Cuando Zapatero llegó al poder en marzo del 2004, aseguró por activa, por pasiva y por pluscuamperfecta, que el poder no le iba a cambiar. Vale, pues muy bien; pero llegó aquel primer agosto al frente de España, y se fue de vacaciones gratis total. Cuando era simple diputado, pues Zapatero se tenía que pagar las vacaciones de su bolsillo como el 99, 99 % de los ciudadanos de nuestro país; pero fue llegar a presidente, y a pesar de que Sarkozy no le considera muy listo, su descanso estival lo cargó a los Presupuestos Generales. Resultando que España es el único país europeo donde sucede tal cosa, tropelía y/o caso de “caradurismo” de nivel 8 en la escala de Richter.

El otro día precisamente, doña Elena Salgado, vicepresidenta y ministra de Sacarnos los Euros, alias Economía y Hacienda, justificaba la reciente subida apoteósica de impuestos en que teníamos que ponernos a nivel europeo… Para eso sí que tenemos que ponernos a tal nivel; pero no para que Zapatero viva a cuerpo de rey sus vacaciones a nuestra costa. ¡Qué maravilla de socialismo el español! ¿Verdad? Así da gusto.

En aquel entonces, en el 2004, como todavía le quedaba algo de vergüenza, o quizás por justificarse algo y/o acallar su conciencia progre y socialista, manifestó que iba a “trabajar para garantizar que todos los españoles pudieran disfrutar de un veraneo como el suyo”. La realidad, cinco años después, es que son muchísimos menos los españoles que pueden irse de vacaciones… Pero él sí que puede irse, al palacio real de La Mareta en Lanzarote, y de nuevo gratis total. ¡Faltaría más!

Caso curioso este de La Mareta, porque resulta que tal edificación invade el litoral… Que incumple descaradamente la actual Ley de Costas, vaya. En aplicación de la cual, y precisamente en Canarias, han sido demolidas hace poco una respetable cantidad de viviendas humildes. Casas que, como las del derribado núcleo del Chovito en Tenerife, llevaban más años construidas que el palacio de La Mareta. Pero claro, los socialistas estos de Zapatero practican un progresismo asimétrico. Los chiringuitos también han de desaparecer de las playas porque sí, porque lo imponen los progres sociatas, dejando en el paro a multitud de familias; pero La Mareta no se toca. La Mareta no se toca porque, una vez al año, tiene que disfrutar de ella el líder de la Alianza de Civilizaciones por civilizar. O sea el Justiciero de las Mujeres. O sea el Rojo de todo rojerío.

Más sobre

Encima, por si fuera poco digamos, pues también vendrá en el Falcon que pagamos todos los españolitos; porque el señor marqués, digo presidente de esto, no puede asentar sus reales posaderas junto al pueblo llano en un avión de línea regular. ¡Qué ordinariez! ¿Cómo va a compartir la familia real socialista el mismo aire de cabina que respira doña Josefa, que regresa a Canarias tras operarse en Madrid, porque aquí no podía? O la humillación que puede significar, para el presi y su regia familia, tropezarse en las escalerillas del avión con esa pareja de novios de Ciudad Real a los que sus padres, con todo el sacrificio del mundo, les han regalado su luna de miel aquí. ¡Quite, quite, todavía hay clases! Bueno, no; en realidad hay ahora más clases que antes. Diferencias de clase, quiero decir.

Y Zapatero pertenece no a la clase alta, sino a la altísima; y por tanto tiene que pasar sus vacaciones de acuerdo con su estatus. Tres de los seis veranos que lleva en La Moncloa ha escogido Lanzarote y su palacio de La Mareta. Sus otros destinos han sido Mahón, donde alquilaron una finca que supuestamente costó 120.000 euros de nada por 22 días; y decimos supuestamente por que La Moncloa se comprometió a dar la cifra exacta, pero nunca lo hizo; y el Coto de Doñana en 2007 y 2008, propiedad de Patrimonio del Estado. Los españolitos de a pie, este año de los 4 millones de parados, nos quedaremos mayoritariamente sin vacaciones: En casa con el porrón, el abanico y gracias. Y Dios quiera que no nos corten el agua; que esa es otra.


Sobre esta noticia

Autor:
Juan Padron Sabina (56 noticias)
Visitas:
154
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
1
+ -
Responder

Reformaok (25/07/2009)

Criticar está muy bien, pero si se es tuerto y solo se ve por un ojo, la crítica no vale para nada. Aznar se fue de Vacaciones de gorra más y los reyes ni le cuento. Esas críticas no valen para nada por que se le ve el plumero a uno. La próxima vez sea más sutil y que no se le note tanto su ideología, será más creíble.