Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que www.criterioliberal.com escriba una noticia?

Así no vamos a ninguna parte

25/11/2010 19:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Da la impresión de que, en cuestiones de protocolo internacional, los numerosos asesores de José Luis Rodríguez Zapatero, están tan verdes como el propio presidente del Gobierno. Ni que hubieran sido elegidos para tal menester entre una camarilla de amigos y no entre personas con la suficiente solvencia para orientarle debidamente y evitar así el ridículo que suele hacer, una y otra vez, cuando interviene en los distintos foros internacionales. Con un poco de sensatez, y sin llegar a los extremos del supuesto médico Pedro Recio de Agüero para con el pobre Sancho en su ínsula Barataria, evitarían con seguridad ese comportamiento grotesco en las comunicaciones o ruedas de prensa de Zapatero, allende de nuestras fronteras.

Si repasamos las intervenciones públicas del presidente del Gobierno, en sus salidas al exterior, nos encontraremos con todo un rosario de simplezas, capaces de ruborizar a cualquiera menos a él. No cabe la menor duda de que, o su caradura es monumental, o carece de la debida sensibilidad para captar los ambientes. En cualquier caso, casi siempre protagoniza actuaciones bochornosas en las que se desprestigia a sí mismo y, en consecuencia, a los ciudadanos españoles a los que representa. Recordemos aquella frase lapidaria suya de 2008 que lo retrata sin más: ‘ Estamos en la Champions League de la economía mundial, no estamos en crisis y tenemos la tasa de paro más baja de la historia’ . Con expresiones tan jactanciosas como ésta, que tratan de ocultar intencionadamente la molesta realidad, queda al descubierto lo que puede dar de sí el personaje que las pronuncia.

Después de esto, veremos como va jalonando sus salidas con verdaderas e irresponsables simplezas. Ahí está su conferencia de prensa en Nueva York en septiembre de 2008, cuando aseguró que habíamos dejado atrás a la Italia de Berlusconi y estábamos dando alcance a Francia, lo que había puesto muy nervioso a Sarkozy. También es muy llamativa su cursilería de la cumbre del clima celebrada en Copenhague el 17 de diciembre de 2009: "La tierra no pertenece a nadie, salvo al viento", dijo de manera un tanto patética. Solamente a un tipo tan vacuo como Zapatero se le puede ocurrir decir en su entrevista del pasado 20 de septiembre con el sátrapa de Marruecos, Mohamed VI, que "lo importante es la foto".

Memeces como la anterior salpican todas las salidas de Zapatero al exterior. Fue en la conferencia de Oslo sobre el impacto de la crisis en el empleo, también en septiembre, donde descubrió que los parados en formación no son parados: ‘ Una persona, cuando está formándose, está trabajando, está trabajando para el país", expresión que dejó perplejos a todos los asistentes a este foro. Y no contento con esto, añadió: "España "será un buen laboratorio de la crisis y el paro". Y ya de puestos, completó la faena diciendo: "la peor crisis es la del pesimismo, la desconfianza y la resignación". Fue también aquí donde se permitió la licencia de afirmar falazmente que España creará empleo a finales de año. España –dijo- iniciará una ‘ senda de creación de empleo moderada’ a partir de finales de este año o principios de 2011. Todo un reto que él sabe muy bien que no se va a cumplir.

No tuvieron mejor suerte sus intervenciones en China y Japón. En Tokio se atrevió a confesar que ‘ España ni ha pedido, ni ha necesitado, ni necesita asistencia ni de la UE o del FMI’ . Y una vez puesto en suerte, no tuvo inconveniente en decir que España y Japón son "dos historias de éxito". A China se llevó la copa del mundo, lograda por la Selección Nacional de Futbol. Al menos, quería presumir de algo positivo, aunque no fuera logrado por él. Nada más llegar a Pekín, expresa un deseo que, él sabe mejor que nadie, que es irrealizable: "Ojalá juguemos a economía igual de bien que al futbol". En el marco de la Expo Universal de Shanghái, no dudó en afirmar que "el tamaño del futuro de España es el de Miguelín", en clara alusión al bebé de 6, 5 metros de altura que estaba presidiendo el pabellón español.

No son más halagüeñas las propuestas que llevó Zapatero a la última reunión del G20, que tuvo lugar a finales de la semana pasada en Seúl. Allí, nuestro presidente, volvió a dar muestras de que no sabe lo que dice. Para empezar, él, que es el campeón del paro, quiso instruir a los demás mandatarios allí reunidos en la mejor forma de crear empleo, indicándoles que el secreto está en las renovables. ‘ La economía verde representa un gran potencial de futuro para la generación de empleo, para el avance tecnológico y para la competitividad de las economías’ . Para mayor rechifla, Zapatero no se molestó ni en escribir un nuevo discurso y reutilizó, con muy pocas modificaciones, el que pronunció en la pasada reunión del G20 de Toronto. En vez de seguir los pasos de Sarkozy y de la fracasada Merkel, trató de alucinarlos y de sentar cátedra, afirmando que las energías renovables, el transporte y la edificación sostenible tienen en España un potencial de creación de un millón de puestos de trabajo en los próximos diez años. Rodríguez Zapatero sueña despierto o no sabe lo que dice.

En una entrevista concedida a Wall Street Journal, el optimismo de Rodríguez Zapatero brilla en todo su esplendor, cuando declara sin ambages que la crisis de la deuda pública en España y en la Unión Europea está ya más que superada. Lo que no se yo si dice todas estas cosas para marcarse un farol, a sabiendas de que no es así, o se trata de un simple delirio al verse superado por la realidad. Y abrir los ojos a Zapatero para evitar estos continuados dislates forma parte de las competencias de sus asesores. Solamente así justificarían ese suculento sueldo que, a través de los impuestos, les abonamos entre todos los españoles.

El caso es que España, lejos de haber iniciado la senda de la recuperación, seguimos creciendo en torno a cero, o incluso decreciendo, mientras que en Europa, Alemania ha crecido un 3, 4%, Francia un 1, 7" y Polonia un 1, 4%, siendo la media europea de un 1, 7%. En cuanto a la tasa de paro no corremos mejor suerte. Sobrepasamos con creces el doble de la de toda la Unión Europea. España solita cuenta con más del 60% de los parados de la Comunidad Europea. Nuestra tasa de paro está ya en un inasumible 20, 8% y con tendencia a ir subiendo. Bastantes más de los 5 millones de parados. Algo que complica tanto las cosas, que tardaremos en recuperar la situación del año 2004.

Por mucho que diga Zapatero, tal como afronta hoy día los problemas económicos, reducir el déficit al 6% del PIB en 2011 y al 3% en 2013, no será más que un bonito y quimérico sueño que no tendrá nada que ver con la realidad. El sentimiento de desencanto entre los ciudadanos es tal, que ya no hay nadie, salvo cuatro fanáticos, que crea en las recetas que aporta Zapatero para salir de la crisis. Y así no vamos a ninguna parte.

José Luis Valladares Fernández

Criterio Liberal. Diario de opinión Libre.

Sobre esta noticia

Autor:
www.criterioliberal.com (1594 noticias)
Visitas:
159
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.