Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-nacional escriba una noticia?

El 71% de los vascos desconfía de la voluntad de ETA

02/07/2010 12:35 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image El 71 por ciento de los ciudadanos vascos desconfía de la predisposición de ETA y su entorno social a poner fin a la violencia y un 66 por ciento de la voluntad de la izquierda abertzale para aceptar las reglas del juego. Entre los simpatizantes abertzales, más de la mitad asegura apoyar los fines de la banda pero rechaza sus métodos y sólo un 2 por ciento le muestra un respaldo explícito y total, según los datos del último Euskobarómetro hechos públicos este viernes.

El estudio, que el equipo del Euskobarometro de la UPV/EHU realiza de manera semestral y recoge la opinión de los 1.200 ciudadanos entrevistados en sus domicilios entre el 6 y 28 de mayo, muestra un optimismo mayoritario, del 60 por ciento de encuestados, en relación a la evolución de la violencia en el último año, que mejora once puntos respecto a hace seis meses y acumula casi 40 en los tres últimos semestres. Algo más de una cuarta parte lo ve con escepticismo y sólo uno de cada diez es pesimista.

En todos los territorios, es mayoritaría la opinión de quienes creen que la situación ha mejorado y, teniendo en cuenta los electorados, sólo consideran que ha empeorado los simpatizantes de la izquierda abertzale ilegalizada.

En el conjunto de la población, se invierte la tendencia del último semestre sobre el final del terrorismo a corto o medio plazo, de manera que "se equiparan pesimistas (41%) y optimistas (37%)". El 72 por ciento de los encuestados, no obstante, opina que ETA está menos fuerte, con un aumento de 20 puntos en el último año.

Casi tres de cada cuatro vascos mantienen la opinión de que en Euskadi se pueden defender todas las aspiraciones y objetivos políticos sin necesidad de recurrir a la violencia, mayoritaria a excepción de los simpatizantes abertzales --que en un 43% rechaza esta afirmación--.

El rechazo frontal a ETA se mantiene en un 62 por ciento de los encuestados y es la actitud mayoritaria en los tres territorios, aunque se aprecia una diferencia entre los encuestados que se declaran nacionalistas (48%) y los no nacionalistas (75%).

Además, un 12 por ciento opina que antes estaba justificada la violencia de ETA pero ahora ya no, el mismo porcentaje que comparte los fines pero no los métodos violentos. El estudio apunta "la práctica desaparición" del apoyo explícito y total a ETA, de un 0, 2 por ciento, y la reducción a 2, 5 puntos de la justificación crítica de los que apoyan a la banda reconociendo sus errores.

En el electorado de la izquierda abertzale ilegalizada, un 2 por ciento muestra un apoyo explícito y total a ETA, mientras que el 19 por ciento apunta un respaldo crítico. La mayoría de este electorado, un 52 por ciento, se sitúa entre los que dicen apoyar sus fines, rechazando sus métodos violentos. El apoyo remoto agrupa al 10 por ciento y el 5 por ciento expresa un rechazo frotal.

En opinión de los responsables del Euskobarómetro, "después de la merma de un tercio de sus apoyos en las últimas elecciones autonómicas, vuelve a reproducirse y consolidarse la anterior tendencia interanual de una mayor dificultad de estos sectores de opinión para seguir legitimando la violencia de ETA, tras el desconcierto inicial causado por el fracaso del proceso de diálogo, la reacción de dureza e inflexibilidad de la banda, las divisiones internas y el actual acoso policial y judicial".

Entre los ciudadanos vascos, continúa la desconfianza mayoritaria en la predisposición de ETA y su entorno social de poner fin a la violencia (71%), así como de la voluntad de la izquierda abertzale ilegalizada para aceptar las reglas del juego democrático (66%), aunque se registra un retroceso semestral por primera vez de esta última percepción (11 puntos menos).

Por el contrario, un 11 por ciento ve "mucha o bastante voluntad" en ETA para finalizar los actos violentos y 16 por ciento en la izquierda abertzale para integrarse en el sistema. Esta confianza es mayor entre los nacionalistas (19% y 23%, respectivamente) y, sobre todo, en los simpatizantes de la izquierda abertzale ilegalizada (53% y 60%, respectivamente).

Casi siete de cada diez vascos piensa que el mantenimiento de la violencia por parte de ETA está perjudicando los intereses políticos de la izquierda abertzale frente a poco más de uno de cada diez, que piensa lo contrario. El 69 por ciento de los encuestados apoya la formación del llamado 'polo soberanista' entre distintas formaciones, aunque un 46 por ciento lo condiciona a la condena de la violencia.

Los nacionalistas, aunque favorables, se muestran divididos ante su carácter incondicional (40%) o condicionado (42%), y sólo la izquierda abertzale ilegalizada (90%) y Aralar (49%) apoyan mayoritariamente sin ninguna condición.

POLÍTICA ANTITERRORISTA

En relación a la política antiterrorista, un 44 por ciento de los ciudadanos vascos no ve diferencias en la eficacia de la desarrollada del actual gobierno de Patxi López en relación a la del anterior gobierno tripartito encabezado por Juan José Ibarretxe. El 29 por ciento considera más eficaz la actual y el 21 por ciento menos, tras un incremento de nueve puntos de la valoración positiva en el último semestre.

También existe una división entre los que ven positiva la política del Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero en esta materia (42%) y negativa (31%), tras un avance semestral de cinco puntos de las opiniones positivas.

En el último semestre retrocede ligeramente la preferencia mayoritaria de los vascos (76%) por una eventual negociación entre Gobierno y ETA. De ellos, un 47 por ciento la condicionan al abandono de las armas, frente al 29 por ciento que apoyarían una negociación incondicional. Un 20 por ciento no apoyaría una negociación en ningún caso.

Algo menos de un tercio, tras un retroceso semestral de nueve puntos, piensa que todos los presos que se arrepientan y expresen su decisión de abandonar las armas deberían beneficiarse de medidas de reinserción social. Frente a ellos y de forma paralelamente creciente, algo más de uno de cada tres opina que éstas sólo podrían aplicarse a aquellos que no tengan delitos de sangre, mientras que casi uno de cada cuatro piden que cumplan íntegramente sus penas.

El 81 por ciento de los encuestados, con mayoría en todos los territorios y "casi sin distinciones ideológicas", reclama unidad y acuerdo de los partidos democráticos vascos para luchar contra el terrorismo. El estudio destaca que, entre la propia izquierda abertzale ilegalizada, se muestra a favor el 37 por ciento y en contra el 44 por ciento.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-nacional (165963 noticias)
Visitas:
103
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.