Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-sociedad escriba una noticia?

Víctima de malos tratos admite haber mandado a la cárcel cartas de amor a su presunto agresor

25/11/2009 15:29 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Una mujer boliviana que denunció a su pareja sentimental por haberla amenazado de muerte y por agredirla física y sexualmente, admitió hoy durante la celebración del juicio en la Audiencia Provincial de Sevilla que, tras ser ingresado en prisión, ella le envió varias cartas --la última el pasado verano-- en la que le decía repetidamente "te quiero" y se preocupaba por su estado de salud.

Según informaron a Europa Press fuentes judiciales, la presunta víctima se retiró antes del inicio de la vista oral como acusación particular, lo que no impidió que aceptara declarar y asegurara que, mientras él estaba en prisión, le mandó algunas cartas debido a que tenía "un gran sentimiento de responsabilidad y de culpa" por el hecho de que su ex pareja y presunto agresor se encontrara en la cárcel.

Durante la celebración del juicio en la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial, esta mujer boliviana aseguró que, actualmente, no mantiene ningún tipo de relación con el acusado, A.V.S., y señaló que, aunque al principio la relación "iba bien", tres o cuatro meses después de haber iniciado la convivencia en común "todo empezó a ir mal", pero "no corté la relación porque tenía miedo".

En su declaración, la presunta víctima aseguró que su entonces pareja sentimental "le ha abofeteado y amenazado de muerte" durante su convivencia en común, aunque, sobre la violación denunciada --según la cual el encartado la habría amenazado con un cuchillo para mantener relaciones sexuales--, dijo que "no la recordaba bien, porque íbamos bebidos". "No me maltrató habitualmente, sino que tenía altibajos", señaló.

Por su parte, el acusado negó todos los hechos que se le imputan y aseguró tener pruebas "para demostrar que todo es mentira", tras lo que entregó a su abogada las cartas recibidas en prisión, y aseveró, "aunque la quiero", la presunta víctima "necesita un psiquiatra, pues tiene unos celos horrorosos". Sobre la presunta violación, la negó y señaló que "ese día no llevaba un cuchillo, ni siquiera un cortauñas".

"HIZO DE SU VIDA UN INFIERNO"

Por su parte, una médico forense perteneciente a la Unidad de Valoración de Violencia de Género de Sevilla señaló, en declaraciones a Europa Press Televisión, que la supuestamente agredida "es una mujer totalmente abatida, y aunque al principio consideraba al agresor una persona amable y atenta, éste se volvió agresivo y poco a poco fue minando su fuerza". "La vigilaba, la controlaba y, así, la fue anulando y haciendo de su vida un infierno", indicó.

De igual modo, opinó que "no es raro que la víctima vuelva con el agresor y piense que este es el único apoyo en el que puede estar sustentada", añadiendo que "hay muchos casos en los que la persona pierde totalmente su autoestima y piensa que, sin esa persona, no puede seguir adelante", algo que "no sólo se produce en personas de bajo nivel o inmigrantes, sino también entre personas de elevado estatus social".

Según relata el Ministerio Público en su escrito de acusación provisional, consultado por Europa Press, el procesado mantuvo una relación sentimental desde enero de 2007 con la víctima, pero "de forma continuada y reiterada la ha venido vejando, conminándola con causarle algún mal, e incluso ha llegado a golpearla en numerosas ocasiones".

LOS HECHOS

Así, precisa que, en fecha no determinada pero entre mediados de los meses de abril y mayo de 2007 y en el interior del domicilio común, el acusado se dirigió a su pareja y la abofeteó en la cara, mientras que a mediados de julio de 2007, y tras volver a golpearla, le dijo que "si no retiraba la denuncia la mataría a ella y a su hermana".

De igual modo, indica que a finales de 2007 se marcharon a Tarragona y el encartado le dijo presuntamente "te voy a matar", y en enero de 2008 "la cogió intencionadamente de los brazos y la lanzó sobre el suelo de la acera, golpeando la cabeza con el suelo". Además, en marzo de 2008 y en un descampado de Pino Montano, el procesado, "con ánimo de satisfacer su instinto libidinoso y portando un cuchillo, agarró fuertemente del cuello a la víctima y la obligó a mantener relaciones sexuales".

Asimismo, en mayo de 2008 le dijo a la víctima que "era una perra y que la iba a educar a palos", a la vez que la golpeó en la cabeza con una cacerola, mientras que en julio de 2008 incumplió una orden de alejamiento dictada con fecha de junio del mismo año y le dijo "que iba a correr sangre, y que acabaría con ella y su familia".


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-sociedad (107907 noticias)
Visitas:
214
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.