Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Galdo Fonte escriba una noticia?

Vienen las municipales

25/08/2018 17:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Ante los comicios municipales que se avecinan, por congruencia, debemos dar por sentado que la garantía de nuestros derechos es radicalmente incompatible con votar en clave bipartidista, y en buena lógica proceder en consecuencia

Desde la instauración de los primeros ayuntamientos democráticos en 1979, los comicios municipales de mayo de 2019, serán las doceavas elecciones que se celebran en el ámbito local, y aún faltando   nueve meses para su celebración su relevancia hace que   ya se empiecen a sopesar diferentes datos sobre la intención de voto, aun cuando a estas alturas mas de la mitad de los electores no tienen todavía tomada determinación sobre el particular,

Fundada preocupación, pues no se nos debe escapar que los ayuntamientos a pesar de ser el eslabón más modesto entre todas las administraciones públicas. son sin ningún género de duda los entes   más próximos a la ciudadanía, y por ello, la administración más importante en el devenir de nuestro día a día.

Pudiendo confirmarse por ello que los concejales son los representantes institucionales que mejor conocemos. además de los llamados a resolver nuestros problemas más apremiantes.

Si en los primeros años de la democracia los entes locales afrontaban exclusivamente la prestación de servicios básicos, cuatro décadas después sus cometidos han cambiado sustancialmente y la oferta de servicios   ha crecido de forma exponencial toda vez que mas allá de aquellos deberes primigenios los ayuntamientos se han adentrado en el ejercicio de múltiples   actividades complementarias, afrontando como propias otras funciones en satisfacción de la cada vez mayor demanda ciudadana

Ahora bien, para la gestión de esta   ampliación de cometidos no basta con el voluntarismo característico de otrora, pues la complejidad inherente de los asuntos que los entes locales afrontan en la actualidad requiere de los políticos locales no solo intuición, esfuerzo y dedicación, sino también una correcta comprensión y solvencia de todo aquello sobre lo que deben decidir, con la finalidad de poder resolver eficientemente, objetivo imposible cuando la impericia, la falta de conocimiento o el “amateurismo”, son quien impiden obtener los resultados pretendidos.

A pesar de las alteraciones habidas en la esfera local no parece que la "gestión municipal profesional" sea tampoco una prioridad de los concurrentes políticos a los comicios, al menos eso indican quienes sostienen que tras el resultado de las urnas la solución a los problemas vendrá dada por añadidura. cuando la realidad de los hechos es diametralmente opuesta, pues los resultados de los cuarenta años de municipalismo que nos preceden son referente sobrado para corroborar que políticamente la ideología, por sí sola, no fue capaz de garantizar una actuación responsable al frente de la administración, de ahí la necesidad de mediar la participación de un staff de buenos gestores que a través del rigor, el criterio y la rendición de cuentas. impriman seriedad y eficiencia a la función municipal como remedio.

En las elecciones municipales del 24 de mayo de 2015, las urnas constataron que la sociedad española quería acabar con el modelo tradicional de "hacer política municipal", tal fue así, que los dos principales partidos que en alternancia gobernaron el país desde la transición, llegaron a perder e aquellos comicios 3 millones de votos y mas de 4000 concejales, resultados que por su contundencia evidenciaban el declive del bipartidismo que retrocedía inclusive en sus feudos más inquebrantables

Hay que rescatar la autenticidad democrática para devolver la dignidad a la política,

Aquella debacle electoral facilitó la entrada en escena de una nueva forma de hacer política que bajo la denominación común de Ayuntamientos del Cambio, sus componentes, demostraron con hechos ser eficientes gestores de lo público, pues además de aplicar modelos de gobierno para la ciudadanía, fueron capaces de bajar la deuda pública al renunciar a gastos superfluos, suprimir dispendios en protocolos y publicidad, y anular al completo los   “excesos faraónicos” de sus antecesores.

Todo ello con escrupuloso respeto de la legalidad y a pesar de los atrancos legislativos del Ejecutivo de turno que además de limitar la autonomía municipal impuso serios obstáculos a los necesarios procesos de transformación.

Razón mas que sobrada para en los comicios que se avecinan renovar la confianza en quienes con su eficiencia e integridad ganaron tal reconocimiento.

Es necesario rescatar la autenticidad democrática para devolver la dignidad a la política, y así, evitar el caduco modelo bipartidista que dependiente del poder económico y lastrado por la corrupción ejerza de salvaguarda de la despiadada ideología neoliberal, pues toda solución a la nefasta conducta de los dos grandes partidos pasa irremediablemente por un retorno a la política con mayúsculas en detrimento del mercantilismo, donde el rescate de la ciudadanía tome cuerpo de preferencia haciendo que la política de las personas se imponga a la política de las cosas.

Es por eso que cara a los comicios del 26M, los electores, previo a emitir su voto deben tener presente que fue ese mismo bipartidismo, con sus gobiernos de alternancia, los que desde la Transición obstaculizaron   toda posibilidad de acceso a cambiar las cosas en ventaja del interés general, no importándoles perder la legitimidad obtenida en las urnas por incumplimiento de los compromisos contraídos, con la exclusiva finalidad de gobernar para las élites en detrimento del bienestar de la ciudadanía.

Total actitud de desprecio por parte de quienes alejados de todo código de conducta no repararon en quebrantar sus compromisos electorales sin importarles lo mas mínimo que los directos afectados por sus indolencias se vieran obligados a vivir económica, política y socialmente al límite de sus posibilidades.

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Galdo Fonte (465 noticias)
Visitas:
6570
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.