Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Carolina Martin escriba una noticia?

Votar es la única forma de cambiar la realidad

23/05/2015 17:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Participar en las elecciones de forma activa y democrática es nuestro compromiso ineludible. VOTAR es la única forma de cambiar la realidad de los parados, de los desahuciados, de quienes han sido arrojados a la precariedad

Votar es el ejercicio del derecho que posee todo ciudadano a elegir sus representantes. Este  derecho constitucional está amparado en el Art. 23.1 de la constitución española.  Todos los ciudadanos tienen derecho  a participar activamente de los procesos electorales, o referéndum que democráticamente estén convocados.  Es la consiente participación política y activa en los asuntos públicos.

Ejercer el derecho al voto es el premio de toda democracia, es un alivio para la conciencia el poder optar libremente por la opción que más nos identifique. Es la única herramienta que poseen los ciudadanos para dar su beneplácito o su disconformidad a una consulta popular. Votar forma parte de la cultura de un país. Despertar esa conciencia debe partir desde la escuela para fomentar el ejercicio del voto voluntario y consiente, el voto útil a toda la sociedad. Quienes vivimos en democracia debemos sentir alegría al concurrir a las urnas a sufragar. Para muchos pueblos del mundo supone un día festivo donde los ciudadanos son los protagonistas. Es el pueblo quien decide por mayoría quienes serán los más idóneos para gobernarlos y llevar adelante un programa electoral que garantice el bienestar de toda la población.

El voto debe ser ejercido con dignidad y con orgullo de saber que podemos libremente expresar nuestra opinión y decidir a conciencia el destino de todo un país, que es el nuestro. Todos los ciudadanos españoles, mayores de edad,   somos electores, así como aquellos extranjeros documentados debidamente también lo son. Sobre nuestros hombros recae la responsabilidad de elegir la mejor alternativa para nuestro país y sobretodo el futuro de nuestros hijos.

La conciencia cívica forma parte de la cultura de todo un país y también  de su identidad. Es el ejercicio libre de promoción de los valores cívicos ciudadanos, la construcción de una ciudadanía consciente y participativa. Es el rescate de los valores éticos y morales en los poderes públicos. Votando estamos dando ejemplo a las nuevas generaciones y  debe ser el despertar a la educación y formación joven

Todos somos ciudadanos y democráticos, y es así como juntos  consolidamos  una democracia real

Lo que debemos hacer es concientizarnos  de la importancia de la participación masiva  del electorado, y no ignorándola o menoscabándola debido a la desilusión de gobiernos que no hayan sabido responder al bienestar general de la ciudadanía.  Votar puede llegar a ser un premio o un castigo para aquellos ciudadanos que se presentan como candidatos. La sociedad debe ser participativa reconociendo  la pluralidad, la disparidad, la tolerancia; así como el reconocimiento expreso de la dignidad individual de las personas.

El electorado activo significa el  reconocimiento de un sistema democrático justo, equitativo que sepa reconocer y respete los derechos individuales y colectivos.

Es la participación consiente de todos los sectores sociales en la distribución de la riqueza social. 

En los tiempos que corren y dadas las calamitosas condiciones económicas, laborales, sanitarias y educativas que atraviesa la mayoría de la población, resulta imprescindible la concurrencia de TODOS a todas y cada una de las citas electorales que tenemos por delante. Comenzando con el domingo 24 de mayo. 8000 municipios en el país elegirán a sus representantes municipales, es menester comenzar de menos a más “limpiando” el sistema de gobierno actual que tanta miseria ha sembrado a lo largo y a lo ancho de la geografía española.

Tenemos la obligación moral y cívica de concurrir masivamente a las urnas, es la única manera de luchar por el bienestar de TODOS

Es una cita insoslayable a la que debemos concurrir activamente, libremente y cívicamente TODOS. ¿Por qué siempre se repite la misma historia en el poder? Simplemente porque solo acuden a las urnas un 52 % de la población electoral. Muchos obvian esta responsabilidad por descreimiento, por comodidad o simplemente por falta de incentivos o ignorancia de la verdadera importancia que realmente tiene. Hasta el momento esta actitud no ha surtido efecto alguno a no ser el infortunio de la mayoría y fortuna de unos pocos, los mismos de siempre. ¿Vamos a seguir permitiendo esto? La pasividad no nos conduce a ninguna parte y los grandes partidos políticos que siempre han gobernado lo saben y se aprovechan de ello. Cuentan con sus votantes incondicionales porque saben que el pueblo, a quienes realmente les afecta de forma directa no ejerce su derecho democrático.

Votar es el único medio del que disponemos para labrar un presente y un futuro mejor para todos. Debemos votar a conciencia, no dejándonos influenciar por  veladas amenazas, ni por el temor o el miedo. Los discursos políticos de los grandes partidos solo persiguen un fin, continuar en el poder, continuar lucrándose de nuestros derechos, de nuestra dignidad y seguir favoreciendo y enriqueciendo al mismo grupo privilegiado de siempre.

A la hora de votar debemos pensar con la mente clara, sacar conclusiones reales, no dejarnos intimidar, ni engañar por las falsas promesas de siempre. Nuestra sociedad ha sufrido mucho, la distancia entre pobres y ricos ahora es abismal. Hemos sido sometidos a un nuevo método de esclavitud, con una reforma laboral que nos ha arrojado fuera del sistema con contratos basuras, precariedad laboral, sueldos miserables, desposeídos de nuestros derechos y de nuestra dignidad.

Los llamados partidos “emergentes” tampoco todo son fiables, sobretodo el que viene encubriendo al partido gobernante, cubierto con piel de cordero cuando la verdadera esencia del mismo está formada por la extrema derecha, por el capitalismo y por ende las nefastas consecuencias de la discriminación en general.

Es momento de arriesgar, de votar por un cambio total, en libertad, en democracia, en post del bienestar de todos y no solamente de unos pocos como hasta ahora.

Las políticas partidarias y los discursillos electorales solo destilan ponzoña, temor, mentiras y encubrimiento de la corrupción reinante. Sus programas faltos de contenido y veracidad porque saben que una vez más serán incumplidos… ¿Podemos permitirnos el lujo del continuismo del paro, la miseria y el hambre?. Nos pintan con bonitos colores un país que dista años luz de ser el verdadero, el real, en el que vivimos más de cinco de millones de personas en paro. Nos mienten con resultados, porcentajes y estadísticas encargadas por ellos mismos con el único fin de confundir y engañar a la población ¿Quiénes se han beneficiado de esta crisis, quienes viven en un paraíso? La respuesta es obvia, los ricos son hoy más ricos y los pobres son más pobres… ¿Hay algo más que decir? Sí, que para lavar la cara de su mala gestión intentan untarnos las manos con ayudas electorales destinadas a “comprar” votos cuando no los compran directamente o intentan algún tipo de fraude electoral para seguir firmes aferrados al poder…

Si nos quedamos en casa cómodamente y no pensamos ni en nosotros mismos ni en quienes han perdido todo, jamás cambiaremos la realidad.

Si permanecemos ajenos a las elecciones y no hacemos un uso responsable de nuestro derecho a votar, NADIE lo hará por nosotros. Si votamos en blanco tampoco ayudamos ni nos ayudamos. Por eso creo tan importante que debemos ir a nuestra cita con las urnas, es una cita insoslayable. De no ser así perderemos hasta ese derecho, porque tras la ley mordaza ¿Qué podemos esperar?

Debemos votar, debemos decidir, debemos gestionar personalmente nuestro presente y el futuro de nuestros hijos. Debemos participar activamente y concurrir a VOTAR. Es hora de unidad, es hora de lucha democrática y decidir que todos juntos PODEMOS. Si lo deseamos verdaderamente podemos poner un antes y un después, podemos aspirar a un futuro más prometedor y más justo, pero eso depende de que acudamos masivamente a las urnas, comenzando por las municipales del próximo 24 de mayo.

 

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Carolina Martin (101 noticias)
Visitas:
634
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.