Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Biologiayantropologia escriba una noticia?

Voto Inteligente

19/05/2015 09:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Es un voto que habitualmente no tiene un interés personal, incluso puede parecer inútil o no compensar; pero no es perezoso, porque invita a la madurez, a los principios, a valorar y a tomar parte

Voto inteligente

 

Publicado en Levante, 19 de mayo de 2015

 

Estado de incertidumbre es lo que muestran muchos allegados y amigos ante las próximas elecciones. Ya veremos si aquí se dan un batacazo las empresas de sondeo y encuestas, como ha ocurrido en Gran Bretaña. Es normal que después de la crisis económica tan devastadora, de la que parece que estemos saliendo, poco a poco, las cosas no estén tan claras. Ha sido como un “terremoto benigno”: no hay ruinas, ni muertos; pero ha dejado “heridos” en un sector importante de la población. Dicho lo cual, quizá convenga realizar algunas observaciones por si nos ayudan a salir del marasmo. Y aquí, el voto, importa.

La primera, es no dejarse llevar por el “enfado”. Razones las hay. Pero las emociones hay que controlarlas. Lo peor que nos puede pasar es guiarnos por la ira. Lo que vulgarmente se conoce como voto visceral: votar con el hígado. Es el voto de castigo. No se vota a alguien, sino contra alguien, lo que es una manifestación de desequilibrio: no suele solucionar el problema, sino ampliarlo.

La segunda consideración es votar con los pies. Quien así hace, porque le importa un comino todo, refleja una cierta irresponsabilidad. Al menos, para con los demás. No da igual una cosa que su contraria.

La tercera, el voto de riñón o bolsillo. A mí me va bien, porque tengo prebendas (o puedo tenerlas; que haberlas haylas). Por tanto, lo mejor es arrimarse al sol que más calienta, independientemente de que en el otro lado se esté a la sombra. Ande yo caliente y ríase la gente. Del egoísmo, no suele salir nada bueno.

Y finalmente, y es donde quería llegar, está el voto inteligente; el que se hace con la cabeza, después de una reflexión

La cuarta observación, es no dejarse llevar tampoco, o al menos solo, por el corazón. Es el voto afectivo, de los míos. El corazón es un componente importante en nuestra vida, pero no siempre hay que conducirse exclusivamente por lo emotivo. Hay otras razones a tener en cuenta.

Y finalmente, y es donde quería llegar, está el voto inteligente; el que se hace con la cabeza, después de una reflexión. Es un voto que habitualmente no tiene un interés personal, incluso puede parecer inútil o no compensar; pero no es perezoso, porque invita a la madurez, a los principios, a valorar y a tomar parte.

Las distintas formaciones políticas apelarán a todos estos “motivos” expuestos. El elector no debe dejarse engatusar: ha de saber discernir. Así nos irá bien a todos.

 

 Pedro López. Grupo de Estudios de Actualidad

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Biologiayantropologia (163 noticias)
Visitas:
373
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.