Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Captalis escriba una noticia?

La vulnerabilidad de mi perfil en Twitter y demás redes sociales

21/10/2009 09:00 1 Comentarios Lectura: ( palabras)

En el post de hoy vamos a tratar un tema espinoso. ¿La privacidad en Internet existe? La respuesta es no. Y menos aún en redes sociales, como ya os comentamos hace unos meses. El caso que os pongo hoy sobre la palestra es el de Twitter, una red que no conozco del todo porque no la uso, pero que sí he estado investigando y he visto muchas cosas sospechosas.

Hace tiempo que corre el rumor, y me reitero en eso, rumor, de que Twitter vende los perfiles de sus usuarios a otras webs. Es decir, si tiene un usuario interesado en cierto sector de algún producto, vende el perfil (que no los datos) de personas que pueden encajar a las empresar para crear su propia base de datos. No podemos olvidar que Twitter cuenta con información muy jugosa sobre opiniones y preferencias de sus usuarios, que a los vendedores les vendría muy bien a la hora de lanzar sus nuevos productos.

El valor estimado de la web es de más de 1.000 millones de dólares, y según su política de privacidad puede hacer uso de tus datos para mandarte información de productos y servicios de cualquier empresa, pero no dicen nada de vender los perfiles de sus usuarios, es decir, Twitter lo que hace es coger diferentes perfiles de usuarios y ofrecérselos a las empresas más afines. La duda entonces surge aquí, ¿cuál es la inversión de Twitter? ¿Obtiene toda su recaudación sólo con vender espacios a la publicidad? Parece que todo esto está en entredicho.

La cuestión es si somos conscientes que la información que publicamos en las redes sociales es susceptible de ser analizada por empresas para luego crear un perfil de de comprador más personalizado y hacernos ofertas. De hecho muchas veces lo hacen sin que nos demos cuenta. A Twitter se la ha acusado de esto varias veces, de vender estos datos personales a terceras personas para abrumarlas con ofertas y campañas que parece que se ajustan a sus gustos.

Yo no sé si a muchas personas les gustará esta situación, pero a mí personalmente no. Bastante tengo con aguantar la publicidad que me meten todos los días por los ojos como para que encima hay publicidad personalizada para cada uno, y de forma expiatoria.

De ser cierto esto de Twitter, también me preguntaría si esta política de ‘ privacidad’ es la misma que usan el resto de redes sociales. Lamentablemente no todo el mundo se suele leer la letra pequeña cuando crea su perfil en cualquiera de estas webs, y no son conscientes de que alguna vez lo que hacen es ceder sus derechos para que sus perfiles sean fruto de campañas comerciales que llegan a saturar al usuario. Pero esto no ocurre en Twitter solo, Facebook por ejemplo, cuenta con niveles de privacidad de los perfiles, pero aún así, esta privacidad es limitada.

Hay que tener cuidado cuando abrimos cualquier perfil en una red social, sobre todo hay que leerse bien la política de privacidad, ya que estas empresas que venden nuestros datos lo hacen porque nosotros hemos dado el consentimiento para hacerlo, si no, no se la jugarían. Es por eso que si no queremos que nuestros datos circulen por la red, y acaben en manos de empresas, o bien leemos con detenimiento, o bien no nos hacemos perfiles en sitios públicos. También existe la opción de hacerse un perfil privado, aunque dudo un poco de la supuesta ‘ privacidad’ de esos perfiles, ya que cualquier con unos conocimientos mínimos puede llegar a ver cualquier perfil.

Sin embargo, siempre hay una opción muy válida para estos casos de querer pasar desapercibido, mentir. Un buen amigo mío, profesor de profesión, se creó todos sus perfiles en las redes sociales mintiendo, todo con un único objetivo, que sus alumnos no fueran capaces de encontrarlo. Nombre falso, dirección falsa, etc. y parece que funciona y sigue manteniendo su anonimato, pero claro, en el momento en el que usamos ese perfil para algo más que mantener relaciones a través de las redes, y buscamos un uso más profesional de la misma, como LinkedIn, creo que esta opción no nos ayudaría mucho a encontrar trabajo.

De todas formas, parece que el debate sobre la privacidad en las redes sociales está abierto. Últimamente leo en muchas publicaciones ciertos casos en los que se usan las redes para actos poco lícitos, y cada vez más se pone en entredicho la supuesta privacidad de la red. La pregunta es: ¿Dónde está el límite?


Sobre esta noticia

Autor:
Captalis (203 noticias)
Fuente:
blog.captalis.com
Visitas:
347
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

Rob (23/12/2009)

La primera red social fueron las news (se la han cargado). Ahora nos venden esto de Twiter, Facebook.... que me parecen un engaño pavoroso y descarado: información organizada para ellos y desorganizada para nosotros (lo contrario de las news).
Sacado de un libro de 1990 (sí de hace 20 años) sobre precauciones en internet: nunca dar tu nombre, dar datos falsos pues "cualquiera" puede hacerse con ellos....esto es cada vez más cierto. Un saludo