Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Dysart escriba una noticia?

¡Y ahora sin café!

02/01/2011 01:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Cuando todos los recortes parecían controlados, llega ahora la subida de la luz y, tanto a mi vecino como al resto de mortales, nos hacen la gran putada de proponernos suprimir el café para pagar el recibo

JAVIER DYSART

¡Y ahora le toca al café! La verdad es que no saben que hacer para tenernos en permanente sobresalto. Ya me lo decía el vecino del quinto. Es funcionario con recorte salarial y, por lo tanto, apto para la queja.

“Note fíes, -me advirtió con autoridad-, que la cosa no para aquí. El asunto empezó con la escalada de impuestos y siguió con la rebaja de salarios. Esto, lógicamente, afectó groseramente a mi economía. Tanto es así que la parienta me eliminó el bocata de las mañanas con el pretexto de ‘hay que ahorrar’. Si la situación no era fina, llegó la subida del IVA. Entonces ella, también por lo del equilibrio compensatorio, eliminó los postres de la dieta”.

El vecino asegura que protestó de forma sonora tanto apriete de cinturón, pero claro, “la que administra es la parienta y con eso de intentar llegar a fin de mes, pues ya se sabe”.

Cuando todos los recortes parecían controlados, llega ahora la subida de la luz y, tanto a mi vecino como al resto de mortales, nos hacen la gran putada de proponernos suprimir el café para pagar el recibo.

Se han dedicado miles de millones de euros a la producción subvencionada de energía solar, para ello se han sembrado ruinosas granjas fotovoltaicas desenchufadas

El problema no es que tengamos que renunciar al solo o al cortado de mutuo propio, que va. Lo grave es que viene recomendado por el propio ministro de Industria, ese que nadie sabe donde anda, donde está, ni lo que hace. Ese señor de las ideas luminosas para fomentar el ahorro. El que dijo que para gastar menos energía en verano es mejor ir sin corbata. ¿Recuerdan...? Si, hombre, si...., el de las bombillas chinas que se almacenan en Correos. Ese ilustre gestor del pensamiento que en lugar de captar ideas para rebajarnos el coste de las energías, nos propone ahora que para afrontar el pago de la mayor subida de la factura eléctrica en las últimas cinco décadas, deberemos de renunciar a la tacita de café.

Analizando las cosas así, en frío, y con el desconcierto propio de un afectado que es incapaz de descifrar los confusos conceptos tarifarios de las facturas eléctricas, resulta especialmente complicado justificar las subidas anunciadas para 2011, cuando precisamente las empresas eléctricas han tenido unos beneficios del veinte por ciento. Los ciudadanos de andar por casa carecemos de datos objetivos que nos permitan ser comprensivos con el déficit de producción, coste y suministro que nos dicen tiene el sector eléctrico en España. <a href=

Desconocemos, más allá de las subidas impuestas, la labor realizada en este campo por el ministerio de Miguel Sebastián. Sabemos que el gobierno del PP redujo los recibos de suministro el cinco por ciento. El actual gobierno de Zapatero, en los últimos años, ha encarecido las tarifas de la luz el cincuenta por ciento. Se han dedicado miles de millones de euros a la producción subvencionada de energía solar, para ello se han sembrado ruinosas granjas fotovoltaicas desenchufadas. Se están potenciando las onerosas energías renovables y, mientras, se rechazan y desprecian las plantas nucleares de producción más barata.

Con los elevados incrementos anunciados por el ministro de Industria, en luz, gas, y transportes, junto al resto de subidas impositivas, congelaciones y recortes varios, los españoles parados, jubilados, pensionistas, viudas e, incluso, asalariados, vamos a sufrir una pérdida de poder adquisitivo en nuestros recursos económicos de aproximadamente un veinte por ciento, el que menos.

Señor ministro de Industria, Miguel Sebastián, tras las uvas debería de irse a tomar.... un café.

Buen año a todos.


Sobre esta noticia

Autor:
Dysart (258 noticias)
Visitas:
1646
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Personaje
Empresas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.