Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que www.criterioliberal.com escriba una noticia?

Ya no hay obreros

04/11/2010 23:01 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Según la Real Academia de la Lengua: obrero, ra, proviene del lat. Operar?us 1. Adj. Que trabaja. U. t. c. s.2. adj. Perteneciente o relativo al trabajador.3. M. y f. Trabajador manual retribuido.4. m. Encargado de cuidar de las obras en las iglesias o comunidades. En algunas catedrales era dignidad.5. m. Dignidad de las órdenes militares que asiste a las juntas. Antiguamente cuidaba del convento, y, en defecto de los comendadores mayores, era capitán de lanzas.6. m. Diezmero que en algunas partes pagaba directamente su cuota a la obrería de la iglesia catedral.7. m. ant. Maestro de obras, aparejador.8. m. ant. Hombre que obra (‖ hace algo obrero de villa.1. m. albañil).

Bueno, pues ya no hay, porque estadísticamente, han desparecido los obreros manuales, substituidos en todo caso por los autónomos artesanos, es decir empresarios y a medida que avance el progreso, solo habrá empresarios, pues los asalariados rónicos desaparecerán, por la reestructuración que está suponiendo la Globalización. Nuestro inútil e ineficaz Gobierno, al servicio de los otros amos del Mundo, toma medidas, en las que no cree, pues considera en sus previsiones que el año que viene habrá el mismo paro que ahora Entonces ¿para qué las toma?.Los 6 millones y no los 4.8 afectados por el paro, de hecho, no son más que más población subvencionada, es decir voto cautivo, no tienen ninguna esperanza de encontrar trabajo asalariado y no es solo por la Crisis, es que no lo va a volver a haber jamás.

Se ha terminado un ciclo, hemos exportado Know how e I+D+i a países emergentes que todavía tienen obreros, esclavos manuales, con bajos salarios, de miseria, que para ellos significa que van a comer y consumir por primera vez en su vida. Pero en Occidente, no hay vuelta atrás, nos hemos también acostumbrado a que trabajen por nosotros, aunque no hayan jamás pisado, nuestro país, a los que hay que añadir los cerca de 6 millones de inmigrantes, clandestinos o no que vinieron a substituirnos en los trabajos manuales que todavía quedaban, Construcción, servicio domestico, Basureros etc.

Este ciclo o de la ROBOTIZACIÓN INFORMATIZADA, va desde los años 70 hasta hoy y solo se precisa presencia humana, para los detalles y el control, pues las fabricas manufactureras funcionan solas, incluso en las grandes obras públicas. Ayer sin ir más lejos veía una gigantesca máquina tendiendo raíles, o las perforadoras creando túneles para carreteras, trenes o metro.Solo son necesarios creativos, planificadores o inventores, el resto lo hacen las máquinas. De hecho el MAQUINISMO INDUSTRIAL, fue el primer ciclo, cuando en la Inglaterra de Adam Smith del Siglo XIX, se acababa apenas, con los los siervos de la gleba, obreros manuales, que trabajaban en la agricultura y con los gremios artesanos, para ser substituido por el obrero industrial que apoyado por la fuerza del vapor de agua, era capaz de producir en cadena, textiles o productos manufacturados, que extendieron la producción a las capas medias de la población, y que dieron lugar al llamado movimiento obrero (trabajadores urbanos). El movimiento obrero surge de esa Revolución industrial como consecuencia de la falta de derechos que los trabajadores tenían en las fábricas. Al no existir todavía ninguna Ley, se veían expuestos a jornadas de trabajo de más de doce horas, los niños trabajaban (siendo uno de los objetivos más atractivos para los empresarios porque sus salarios eran sustancialmente inferiores, como ha ocurrido recientemente en China y la India y ocurre todavía allí y en algunos países africanos, asiáticos y americanos).

Las primeras manifestaciones del movimiento obrero se plasmaron en el ludismo (destrucción de máquinas) a las cuales se las responsabilizaba de la pérdida de la capacidad adquisitiva del pequeño artesano. Éste término proviene del obrero inglés Ned Ludd, que en 1779 destruyó un telar mecánico. Sin embargo, los obreros se dieron cuenta de que no era la máquina su enemiga sino el uso que de esta se hacía y fue entonces cuando comenzaron a dirigir sus quejas a los empresarios. Así nació el sindicalismo, entendido como un movimiento de resistencia contra el capitalismo. La reacción del gobierno inglés fue prohibir cualquier tipo de asociación obrera. Parte de la historia del movimiento obrero ha estado marcada por la persecución y la clandestinidad.

En los primeros decenios de la industrialización se produjo una degradación de las condiciones de vida de los trabajadores:

  • Aumento de la jornada laboral.
  • Pérdida salarial.
  • Generalización del trabajo infantil.
  • Negación ante la ayuda económica para enfermedades, paro forzoso o vejez.

Por todo esto se crearon los sindicatos en los que se reunía la gente trabajadora de un mismo oficio para defender sus reivindicaciones mediante huelgas. Constituían sociedades de ayuda mutua, las cuales disponían de cajas comunes con capital proveniente de las cuotas de los asociados. No, como nuestros actuales CCOO y UGT, que prepararon la huelga general del 29 de septiembre. No se sabe contra quien, pues fue, contra las medidas que ha tomado el Gobierno y no contra el Gobierno mismo.

Y como las medidas ni oyen ni escuchan, además de no servir para nada, dudo que la huelga de estos sindicatos haya sido útil en forma alguna, ya que estos han heredado del franquismo, no solo los edificios, sino sus gabelas, subvenciones, liberados sindicales y como auténticos funcionarios que son, pues ya he dicho que los obreros no existen y los pocos que hay, los mantienen la empresas en plantilla para que no se diga que las fabricas pueden funcionar solas.

Item más; los famosos convenios, que no son otra cosa que privilegios, para que, unos pocos, ejerzan de" chupópteros" de las pocas empresas grandes que todavía perduran.

Volviendo a los orígenes del MAQUINISMO INDUSTRIAL: En 1834 se formó la Great Trade Union (unión de sindicatos de oficios) en las que las cuotas de afiliación para posibles nuevos socios eran demasiado elevadas.

El sindicalismo británico optó, en sus orígenes, por las reivindicaciones económicas, sin adherirse a ideales políticos revolucionarios. Durante las décadas de 1830 y 1840 se fundaron asociaciones obreras en los países del continente europeo, entre los que se encontraban Alemania, Francia, España y Bélgica. Este movimiento obrero se manifestó en la mayoría de países industrializados mediante otras organizaciones como las cooperativas. Los obreros se reunieron en organizaciones republicanas y de izquierdas a favor del sufragio universal masculino. Después de aquella revolución, las doctrinas socialistas empezaron a crear partidos de clase, de carácter exclusivamente obrero.

Durante el siglo XIX, aparece el socialismo contemporáneo, que se caracterizó por una crítica radical al sistema capitalista, al que se consideraba social y económicamente injusto; por la defensa de un modelo de sociedad en el que la propiedad de los medios de producción fuese colectiva; y, sobre todo, por la identificación de la clase obrera como protagonistas de los cambios.

Uno de los conceptos más significativos en el que se basó el crecimiento del movimiento obrero organizado fue la lucha de clases, que supuso la toma de conciencia de los trabajadores pertenecientes a una clase social distinta a la de sus patronos y que, para mejorar su situación, la mejor vía es la de la lucha. La huelga – demostración de fuerza de los trabajadores que paraliza la producción de las fábricas– ha sido la principal arma obrera en dicha lucha de clases; por medio de la cual los trabajadores tratan de convencer a los patronos de sus exigencias.

A raíz de las diferencias entre Karl Marx y Mijaíl Bakunin, entre otros factores, tuvo lugar la fractura de la Primera Internacional, que supuso la división de la mayor parte del movimiento obrero en marxistas y anarquistas.

La Asociación Internacional de los Trabajadores (AIT) o Primera Internacional, fue la primera gran organización que trató de unir a los trabajadores de los diferentes países. Fundada en Londres en 1864, agrupó inicialmente a los sindicalistas ingleses, anarquistas y socialistas franceses e italianos republicanos. Sus fines eran la organización política del proletariado en Europa y el resto del mundo, así como un foro para examinar problemas en común y proponer líneas de acción. Colaboraron en ella Karl Marx y Friedrich Engels. Las grandes tensiones existentes entre Marx y Mijaíl Bakunin llevaron a la escisión entre marxistas y anarquistas, tras lo cual los partidarios de Bakunin fueron expulsados.

En 1872 el Consejo General de la AIT se traslada desde Londres, donde está ubicado desde sus inicios, a Nueva York, disolviéndose oficialmente en 1876. En 1889 se establece la Segunda Internacional, de corte socialdemócrata, como la sucesora en sus fines políticos, y que durará hasta 1916, y en 1922 aparece la Asociación Internacional de los Trabajadores, organización anarcosindicalista, que pretende recoger el testigo del ala libertaria y que llega hasta la actualidad.

EL Segundo Ciclo EL MAQUINISMO GASOELECTRICO con el descubrimiento posterior de los MOTORES tiene que ver, con una serie de inventos que coexisten a finales del S.XX y principios del XXI como son el Telégrafo, el Gas, el motor de Gasolina/y el Diesel, el Teléfono y la Electricidad en los que participo con Graham Bell especialmente Thomas Alva Edison a quien, aunque se le atribuye la invención de la lámpara incandescente en realidad sólo la perfecciono. Tras muchos intentos consiguió un filamento que alcanzara la incandescencia sin fundirse. Este filamento no era de metal, sino de bambú carbonatado. Así, el 21 de octubre de 1879, consiguió que su primera bombilla luciera durante 48 horas seguidas. En 1880 se asocia con J.P. Morgan para fundar la General Electric. En el ámbito científico, descubrió el efecto Edison, patentado en 1883, que consistía en el paso de electricidad desde un filamento a una placa metálica dentro de un globo de lámpara incandescente. Aunque ni él ni los científicos de su época le dieron importancia, estableció los fundamentos de la válvula de la radio y de la electrónica (el denominado efecto Edison) que daría a su vez vida a un nuevo ciclo LA INFORMATICA y posteriormente INTERNET.

Pero volvamos a nuestros OBREROS que están en pleno desarrollo de sus reivindicaciones, hasta el punto de llegar a transformarlas en el eje de un ESTADO NUEVO, alternativa a la Democracia, las Dictaduras, las Monarquías y Republicas : LA DICTADURA DEL PROLETARIADO ; El 24 de enero de 1919, Lenin, en nombre del Comité Central del Partido Comunista Bolchevique y de los movimientos comunistas de Polonia, Finlandia, Hungría, Letonia, Austria, Alemania, de América y de los países balcánicos, reunidos en conferencia en Moscú, lanzaron un llamamiento a las organizaciones comunistas y socialistas del mundo entero, invitándoles a acudir al primer Congreso constitutivo de la Internacional Comunista.

El nacimiento de la III Internacional fue determinada en primer lugar, por la Primera Guerra Mundial, la misma que produjo la muerte y debacle de la Segunda Internacional; por otra parte la gran Revolución de Octubre originó un nuevo desarrollo en el internacionalismo proletario. El Primer Congreso de la Internacional Comunista se celebró del 2 al 6 de marzo de 1919 en Moscú. Asistieron 52 delegados de los Partidos Comunistas y grupos socialistas de izquierda de 30 países, 34 de ellos con voz y voto y 18 con voz, pero sin voto. El Congreso adoptó la plataforma de la Internacional Comunista, el manifiesto a los proletarios de todo el mundo y diversas resoluciones y acuerdos. El evento resolvió crear dos organismos dirigentes: el Ejecutivo y un Buró de cinco miembros elegidos por él.

Desde sus inicios la Internacional Comunista constituyó una organización revolucionaria, centro dirigente del movimiento obrero mundial, que actuó de 1919 a 1943. La III Internacional se propuso como tarea conquistar a la mayoría de la clase obrera y a las masas fundamentales de los trabajadores para la causa del comunismo y luchar por la construcción de la dictadura del proletariado y por la sustitución del sistema capitalista por el socialismo. Desde el nacimiento hasta la disolución de la III Internacional se celebraron siete congresos. En el II Congreso fueron a probadas las "21 condiciones para ingresar a la Internacional Comunista", en el VI Congreso fue adoptado el programa de la Internacional Comunista, en el VII Congreso se elaboró la táctica del Frente Popular único antifascista sobre la base del Frente Único proletario, la táctica de la lucha contra el fascismo y contra la amenaza de una nueva guerra imperialista.

El enfrentamiento entre CAPITALISMO DEMOCRATICO Y EL FASCISTA CON EL COMUNISMO daría 2 GUERRAS MUNDIALES con cientos de millones de muertos y el derrumbamiento sobretodo de la Unión Soviética, con la caída del Muro de Berlín en (en alemán Berliner Mauer), denominado «Muro de Protección Antifascista» (Antifaschistischer Schutzwall) por la socialista República Democrática Alemana – RDA (Deutsche Demokratische Republik – DDR) y a veces apodado «Muro de la vergüenza» (Schandmauer) por parte de la opinión pública occidental, [] fue parte de las fronteras interalemanas desde el 13 de agosto de 1961 hasta el 9 de noviembre de 1989 y separó a la República Federal Alemana de la República Democrática Alemana hasta ese año.

A partir de 1989, se derrumban casi todos los regímenes comunistas del mundo, salvo Cuba y algunos otros imitadores "charlotescos "( la Venezuela de Chaves, la Argentina de Kirchner, la Bolivia de Evo Morales y para nuestra desgracia la España de Zapatero) que se llaman "el Socialismo del S.XXI" cuando deberían llamarse los retrógrados de la II internacional que fue una organización formada en 1889 por los partidos socialistas y laboristas que deseaban coordinarse.

Entre los resultados más famosos de la Segunda Internacional está la declaración del 1° de mayo como Día Internacional del Trabajo en 1889 y el 8 de marzo como Día Internacional de la Mujer Trabajadora en 1910 (este algo más olvidado). El 1º se sigue celebrando en nuestro país, cada vez con menor afluencia de público, salvo los liberados empleados, pues ellos son los únicos OBREROS que quedan en nuestro mundo postmoderno y que deberíamos conservar, para recuerdo, en nuestros Museos de Cera.

En nuestro 4º Mundo de LA ROBOTIZACIÓN INFORMATIZADA, después de pasar por 1º EL MAQUINISMO INDUSTRIAL,2º EL MAQUINISMO GASOELECTRICO y 3º LA INFORMATICA (INTERNET) los OBREROS han dejado de existir, solo quedan, empleados funcionarios, de la burocracia de los Estados, o asalariados de "cuello blanco" o sea de oficinas, o los nuevos empresarios que ahora se llaman "AUTONOMOS" y que por millones aparecen, trabajando muchos de ellos en casa, por internet y que por su propia naturaleza, trabajan sobre todo en "Economía Sumergida"-

Libres del Estado Leviatán que nos quiere arruinar a impuestos, para simplemente subvencionar a otros que no hacen nada y conseguir el voto cautivo de la" subvencionitis": Los de la Ceja, los Liberados de los Sindicatos oficialistas, los del PER, los funcionarios innecesarios de las corporaciones locales, autonómicas o nacionales o cualquier otro que por cualquiera razón su ingresos dependan de este.Incluyo a los parados, los pensionistas y las viudas o ex-compañeros/as de estos últimos, sin lo cual no sería posible ver tanta gente sin nada que hacer a las 11 de la mañana por las calles y jardines de España.

No sería más fácil, en vez de tanto embrollo, que los empresarios (sobre todo autónomos) pactasen con sus empleados las condiciones de trabajo, incluido el despido libre, que tener que oír de labios de la Salgado que el año que viene, seguiremos teniendo el 19 % de parados, en realidad 6 millones, que irán rebajándose a medida que se les acabe el paro a pasar a la Pobreza Extrema. Es curioso que coincida con que, de los 30 millones de población activa que tiene España, solo 6 millones de personas, contribuyen a pagar nuestra deuda externa (con exportaciones + Turismo).

Bernardo Rabassa Asenjo

Presidente del Club Liberal Español

Criterio Liberal. Diario de opinión Libre.

Sobre esta noticia

Autor:
www.criterioliberal.com (1605 noticias)
Visitas:
229
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.