Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-nacional escriba una noticia?

Zapatero se ausentará mañana por primera vez en un funeral por un militar muerto en un atentado

02/02/2010 22:18 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, no tiene previsto asistir por primera vez al funeral de un militar español muerto en un atentado en Afganistán, el del soldado John Felipe Romero.

La ceremonia que se oficiará a partir de las diez de la mañana en el acuartelamiento de El Bruc de Barcelona estará presidida por los Príncipes de Asturias y el Gobierno estará representado en la misma por las ministras de Economía y Hacienda, Elena Salgado, y de Defensa, Carme Chacón, según informaron a Europa Press fuentes del Ejecutivo. También confirmó su asistencia el líder de la oposición, Mariano Rajoy.

De esta forma, será el tercer funeral oficiado por la muerte de un militar español en Afganistán al que no asista Zapatero, desde que es presidente del Gobierno. El jefe del Ejecutivo, que tiene previsto viajar mañana por la tarde a Washington para participar en el Desayuno de la Oración, ha asistido a todos los funerales de militares muertos en Afganistán menos en dos, concretamente el del soldado Christian Javier Quispe Aguirre, fallecido el pasado 8 de enero, y el del sargento Juan Antonio Abril Sánchez, fallecido el 26 de mayo de 2007.

En ambos casos, los militares fallecieron en accidentes de tráfico. El funeral de Christian Javier Quishpe Aguirre, fallecido en Herat, se ofició en la capilla del Hospital Militar de Zaragoza y al mismo asistieron la subsecretaria de Defensa, María Victoria San José; el Jefe del Estado Mayor de la Defensa, general José Julio Rodríguez Fernández y el Jefe de Estado Mayor del Ejército, general Fulgencio Coll. La subsecretaria de Defensa también presidió el funeral de Juan Antonio Abril Sánchez, fallecido en Badghis, y celebrado en la más estricta intimidad por expreso deseo de la familia.

Al resto de sepelios siempre ha asistido Zapatero. Uno de los que convocó a mayor número de autoridades, entre ellos los Príncipes de Asturias, fue el del cabo Cristo Ancor Cabello Santana, muerto en un atentado el 7 de octubre de 2009. Los actos fúnebres se celebraron en la base militar General Alemán Ramírez, en Las Palmas de Gran Canaria, y coincidió con el Consejo de Ministros monográfico celebrado en las islas. En esta ceremonia participaron varios ministros, así como el presidente del Senado, Javier Rojo, y el presidente del PP, Mariano Rajoy.

Con anterioridad, los Príncipes de Asturias también presidieron en la base pontevedresa de Figuerido el funeral del cabo primero Rubén Alonso Ríos y el brigada Juan Andrés Suárez, fallecidos ambos en un atentado suicida ocurrido el 9 de noviembre de 2008 en Sindand (Herat). Asistieron Zapatero, Chacón, Rajoy, el presidente del Congreso, José Bono, entre otras autoridades.

Un año antes, el 24 de septiembre de 2007, fallecieron Germán Pérez Burgos y Stanley Mera Vera como consecuencia de la explosión de una mina anticarro. En este caso, Zapatero adelantó su regreso a Madrid desde Nueva York, donde asistía a la reunión de la Asamblea General de Naciones Unidas, para llegar a tiempo al sepelio.

Zapatero y Chacón recibieron en el aeropuerto de Santiago de Compostela los restos mortales de la soldado española Idoa Rodríguez, fallecida el 21 de febrero de 2007 en atentado terrorista. La capilla ardiente de la soldado fue instalada en el tanatorio de Friol (Lugo), y a la misma acudieron el ministro de Defensa, José Antonio Alonso, el jefe del Estado Mayor, Félix Sanz, el líder del PP y el presidente de la Xunta de Galicia, Emilio Pérez Touriño.

Un año antes, el 8 de julio de 2006, Zapatero y Rajoy asistieron al funeral del soldado Jorge Arnaldo Hernández, fallecido en un atentado contra un convoy. La Brigada Paracaidista (BRIPAC), con sede en Alcalá de Henares (Madrid), acogieron el sepelio del soldado, al que acudió el ministro de Defensa, la cúpula militar y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre.

El 16 de agosto de 2005, poco más de un año después de la llegada de Zapatero a Moncloa, fallecieron 17 militares españoles en el accidente de un helicóptero Cougar. Los Reyes y los Príncipes de Asturias presidieron un funeral solemne, celebrado en el patio del madrileño Palacio de Buenavista. Al mismo asistió Zapatero y varias autoridades, entre ellas el secretario general adjunto de la OTAN, el italiano Alessandro Minuto Rizzo.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-nacional (165963 noticias)
Visitas:
224
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.