Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que www.criterioliberal.com escriba una noticia?

Zapatero en el mitin de Gijón

21/05/2011 16:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En los mítines socialistas, de cara a las elecciones del 22 de mayo, todos los que se suben a la tribuna siguen fielmente la consigna de acusar al Partido Popular de pertenecer a la extrema derecha. Y también le acusan, faltaría más, de utilizar el terrorismo para obtener infamantes réditos electorales. Y el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en sus intervenciones allí donde le dejan, sigue al pie de la letra ese esquema ideado indefectiblemente por José Blanco o por Alfredo Pérez Rubalcaba. No en vano son los dos estrategas máximos, que se encargan actualmente de marcar las pautas que deben seguir los socialistas.

El pasado día 8 de mayo Rodríguez Zapatero se acercó a Gijón para echar una mano a sus cofrades socialistas asturianos. Comenzó su mitin, como suele ser habitual en él, dando prácticamente por supuesto que el bienestar social es una de las conquistas maravillosas del socialismo y que, gracias a su paso por La Moncloa, recibió el mayor impulso de su historia. De ahí que repitiera, una y otra vez, que nunca había habido en la democracia española una política social tan consistente, tan profunda y tan duradera como ahora. Para preservar estos logros sociales, hay que cerrar con decisión el paso al Partido popular. Si ganara este partido, advirtió reiteradamente, desmantelará el estado de bienestar social.

En Gijón, no hizo como en Santander dos días más tarde, cuando montó en cólera y llamó bellacos a los que cuestionaban los avances sociales durante su paso por el Gobierno y le acusaban de haber hecho, en ese terreno, los recortes más amplios en la historia de nuestra democracia. Aquí se mostró mucho más comedido. Y es que, por su planetaria incompetencia, el PSOE se va quedando sin los argumentos tradicionales que venía utilizando descaradamente desde los tiempos de Felipe González. Ahora ya no pueden acudir al socorrido 'que viene la derecha'. Y la consecuencia inmediata de la llegada de la derecha, según decían, era la reducción importante de las pensiones e incluso la eliminación de las mismas. Y reducir las pensiones, ya lo hemos visto, solamente lo ha hecho la izquierda.

Siguen metiendo miedo con la derecha, pero sin hacer referencia alguna a las pensiones. Para los socialistas y para el propio Rodríguez Zapatero, el Partido Popular se ha pasado a la extrema derecha. Siguiendo la consigna puesta en marcha para estas elecciones, Zapatero repitió varias veces y de distinta manera que el Partido Popular es ‘ la derecha más a la derecha de Europa’ . Según confesó el presidente del Gobierno, en el pabellón de deportes de La Guía de Gijón, "con este gobierno tenemos los niveles de protección social más altos que nunca; el PP cuando gobernó no hizo políticas sociales, ahora no las apoya y si gobernara iríamos atrás en políticas sociales... Esto no es un slogan ni retorica electoral, estos son los hechos".

El leitmotiv de toda la campaña socialista es hacer ver la derechización extrema del Partido Popular. Es el argumento básico de Zapatero y de todos sus esbirros para que los ciudadanos nieguen su respaldo al partido de Rajoy. Las razones aducidas por Zapatero no pueden ser más peregrinas, ‘ porque ahora que no pido el voto para mí, -lo dijo de mil maneras- tengo que decir que tenemos la derecha más a la derecha de Europa, que usa la lucha contra ETA en el combate político, que no respeta al Tribunal Constitucional y que no apuesta ni ha defendido nunca las políticas ni los derechos sociales’ . Es más. Han dicho hasta la saciedad que, si ganara el Partido Popular, privatizarían la Sanidad y la educación. Menos mal que, por esta vez, se han olvidado del famoso doberman.

Si el Partido Popular ganara las próximas elecciones, ha tronado Zapatero en Gijón, "empezará a desmantelar y a dejar en manos de actuaciones privadas" el estado de bienestar. Y añadió en el mismo tono de voz, sólo los socialistas "son quienes frenan y ganan a esta derecha". Defiende la idea de que todo lo que hace el Gobierno socialista va encaminado a crear empleo. Por eso se ha optado decididamente por las reformas laborales y por el sacrificio que estas comportan, pues "siempre que hay reformas hay que hacer sacrificios". Y ha insistido sin tapujos y con el mayor descaro, que el desempleo en España es debido al modelo económico, puesto en marcha por el Partido Popular en 1996. Y para solucionar el problema que supone una tasa de paro tan elevada y salir airosamente de la crisis económica, no nos vale la vuelta a las políticas del crédito fácil, tan utilizado en la época de Aznar.

Y termina su mitin acusando al Partido Popular de no arrimar el hombro, de no querer saber nada de las reformas que se precisan para revertir nuestra situación económica. Pero, según dice Rodríguez Zapatero, el Gobierno y el PSOE están dispuestos a poner en marcha ellos solitos las reformas que se precisen, porque "tenemos a la derecha más a la derecha de Europa, que dice las cosas que dice y no apoya las conquistas sociales". Finaliza su intervención pidiendo a los ciudadanos que voten al PSOE, "para defender el estado de bienestar que tanto nos ha costado desarrollar en este país", y previniéndoles otra vez contra la derecha protagonizada por el Partido popular.

Eso de meter miedo con la derecha, se ha convertido ya en un mantra obligado para los socialistas. Y en realidad a quien de verdad hay que tener miedo es a la izquierda, a esta perturbada izquierda española, que es la que rebaja los sueldos a los empleados públicos en primera instancia y después se los congela. A quien hay que temer es a esa izquierda irresponsable que no ha tenido miramientos con los jubilados y les ha congelado las pensiones. A quien hay que tener miedo es a esa izquierda insensata que hizo el mayor recorte de nuestra historia democrática por un lado y sigue despilfarrando millones de euros en subvenciones tremendamente disparatadas. Hay que temer a esa izquierda que acusa cínicamente al Partido Popular de privatizar la Sanidad y la educación, y después son ellos los que tratan de privatizar hasta la Lotería Nacional.

José Luis Valladares Fernández

Criterio Liberal. Diario de opinión Libre.

Sobre esta noticia

Autor:
www.criterioliberal.com (1594 noticias)
Visitas:
270
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.