Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-cultura escriba una noticia?

Zinexit trata la "reconstrucción" de mujeres víctimas del terrorismo y la relación de un adolescente con la kale borroka

12/11/2010 13:32 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image La primera edición de 'Zinexit, Muestra de Cine hacia la convivencia', ofrecerá los documentales 'Mujeres en construcción', que refleja el proceso de reconstrucción personal de diferentes mujeres que han sido víctimas de un atentado terrorista, y 'La casa de mi padre', que nada la historia de un empresario amenazado por ETA que debe "reencauzar" al hijo de su hermano concejal abertzale que "tontea con la kale borroka".

La consejera de Justicia y Administración Pública y portavoz del Gobierno vasco, Idoia Mendia, ha presentado este viernes en Bilbao Zinexit, una iniciativa de la Dirección de Derechos Humanos, enmarcada en el Plan de convivencia democrática y deslegitimación de la violencia (2010- 2011). Su objetivo es impulsar una pedagogía social a través del arte cinematográfico y se celebrará, del 16 al 19 de noviembre, con entrada gratuita, en los cines Golem Alhóndiga de Bilbao.

La selección de títulos incluye cuatro producciones de tres nacionalidades. La muestra se iniciará con el preestreno de la danesa 'In a better world', dirigida por Susanne Bier, seleccionada por la Academia de Cine de su país como representante para los Premios Oscar. Tomará el relevo otro preestreno, el de la israelí 'My father my lord', de David Volach, y posteriormente se podrán ver las cintas españolas 'La casa de mi padre', de Gorka Merchán, y 'Mujeres en construcción', de Begoña Atín y Maite Ibáñez.

Begoña Atín ha explicado que 'Mujeres en construcción' se trata de la historia de once mujeres víctimas de un atentado terrorista y lo que han querido contar es "el proceso de reconstrucción personal, a partir de un momento que es el que todas ellas tiene en común, que es el del atentado".

Atín ha indicado que, "a partir de ese día, esas mujeres tienen que seguir adelante en sus vidas, con sus hijos, con sus proyectos truncados, con todo su dolor y sufrimiento, y eso es lo que nosotras hemos querido retratar y relatar a través del testimonio de estas mujeres que, al final, todas ellas se convierten en una única voz, la del perfil de una víctima del terrorismo".

Por su parte, Maite Ibáñez ha precisado que este documental busca "ir más allá y que estas mujeres nos demuestren cómo se puede convivir en paz, porque ellas son una expresión de construcción de paz".

Por otro lado, 'La casa de mi padre' narra la historia de un empresario amenazado por ETA, y en su juventud un buen pelotari, que vuelve a su pueblo después de diez años exiliado en Argentina. El principal motivo de su viaje es ver a su hermano moribundo, concejal abertzale y con el que apenas se habla. Su hermano le va a encargar "reencauzar a su hijo adolescente, un pelotari prometedor, que tontea con la kale borroka, y no termina de centrarse en el juego".

Gorka Merchán ha indicado que 'La casa de mi padre' es "un alegato a la humanidad, a la no violencia y una muestra de que el único camino que hay es la convivencia, por lo que pongamos todo de nuestra parte para que eso pase cuanto antes".

En la presentación de Zinexit, Mendia ha explicado que, desde la Dirección de Derechos Humanos y desde el Gobierno vasco tienen "muy claro que no es necesario pasar por el aula, estar en nuestras escuelas e institutos, para educar en valores", sino que "la transmisión de los valores democráticos y la deslegitimación de la violencia puede salir también del aula, es más, debe hacerlo". Por eso, ha subrayado, el Ejecutivo de Patxi López apuesta por unos medios de comunicación públicos "que sirven de punta de lanza en la deslegitimación del terrorismo".

Según ha indicado, desde el Departamento que dirige quieren también "ayudar a amplificar los objetivos del Plan de Convivencia y Deslegitimación del Terrorismo que aprobamos en la Cámara vasca a finales del pasado año".

En ese sentido, ha señalado que las salas de cine "han sido históricamente centro difusores de creación, vehículos de trasgresión, expositores de valores y de divertimento y queremos que esa tradidión no se pierda".

"El cine -ha añadido- genera y descubre emociones y transmite abstracciones difíciles de entender de otras maneras y, efectivamente, es un recurso de gran potencia y, por eso, queremos convertirlo en una herramienta educativa y socializadora".

Por otro lado, ha señalado que, desde la Dirección de Derechos Humanos, también defienden las salas de cine como "sitios de encuentro donde compartir sueños y proyectos de un mundo sin violencias, más libre, justo y igualitario, más solidario y más sostenible, más humano y menos raro y, además, gratis".

Por ello, ha considerado que "no hay excusa para que no nos acerquemos aquí a partir de la próximas semana para ver cine y participar en los coloquios organizados, que estarán moderado por personas comprometidas con los derechos humanos y, me atrevo a decir, que cinéfilos empedernidos".

COLOQUIOS

La oferta estrictamente cinematográfica de Zinexit se completa con coloquios en los que, tras las proyecciones diarias, se pedirá la participación del público para afrontar cuestiones como la convivencia en Euskadi, las mujeres frente al sufrimiento y la construcción de una cultura de paz.

Los moderadores previstos son Mila García de la Torre, gerente de la Fundación Fernando Buesa; Faustino López de Foronda, secretario General del Ararteko; Eduardo Ruiz Vieytez, director del Instituto de Derechos Humanos de la Universidad de Deusto; y Mikel Mancisidor, director de Unesko Etxea.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-cultura (54197 noticias)
Visitas:
188
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.